La policía secuestró más de 500 kilos de limones.

Con el objetivo de reforzar la seguridad en la zona del Mercofrut, al sur de la capital tucumana, y desalentar los robos a productores tucumanos, desde el Ministerio de Seguridad a cargo de Claudio Maley y el jefe de Policía Manuel Bernachi, se decidió acentuar la presencia policial y realizar controles periódicamente. En ese marco, este sábado secuestraron más de 500 kilos de limones que no cumplían con las reglamentaciones vigentes.

Cerca de las 6 de la mañana, llegó al control una camioneta Ford 100 conducida por un hombre oriundo de El Timbó Nuevo, en Burruyacú. Al revisarla, descubrieron que llevaba 19 bandejas con aproximadamente 20 kilos de limones cada una, pero no llevaba la documentación correspondiente para su traslado. Por otro lado, un hombre del Barrio Autopista Sur llevaba en un carro de tracción a sangre 17 bolsas arpilleras con 10 kilos de limones cada una, sin papeles tampoco.


Debido a que no cumplían con los requisitos necesarios para ser comercializados y consumidos, se procedió a secuestrar los más de 500 kilos de fruta y se la puso a disposición del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa). Además, se secuestraron dos vehículos y se labraron actas por infracción a la Ley Nacional de Tránsito 24.449.
“Estos controles continuarán realizándose periódicamente en diferentes puntos cercanos al Mercofrut, para ayudar a combatir este tipo de ilícitos y también para la prevención de delitos que atentan contra la seguridad de los comerciantes y vecinos de la zona”, afirmó Montero.

Fuente: Los Primeros

Salir de la versión móvil