Mariela Coletta, la primera mujer en liderar la UCR porteña

Martín Lousteau propuso a Mariela Coletta, discípula de Emiliano Yacobitti, el principal armador político del economista, para presidir la UCR Capital.

Actual auditora general de la Ciudad, Coletta, de 31 años, reunió un amplio consenso entre las tres facciones del radicalismo porteño -la mayoría respalda a Lousteau- y fue electa ayer por unanimidad como nueva presidente del partido. Así, la espada del exembajador argentino en EE.UU. se convirtió en la primera mujer que conducirá el radicalismo en la Ciudad.

Luego de los comicios internas del 21 de marzo pasado, en las que se impuso el sector de Enrique “Coti” Nosiglia, Lousteau y Yacobitti sobre la lista de Daniel Angelici y la nómina referenciada en Jesús Rodríguez, los 135 convencionales electos apoyaron ayer el nombramiento de Coletta en un acto realizado de forma virtual por la pandemia. En su discurso inaugural, la sucesora de Guillermo de Maya prometió “revolucionar” el radicalismo.

Integrante del círculo de confianza de Lousteau y Yacobitti, Coletta ocupa una silla en la Auditoría General de la Ciudad desde 2015, cuando el economista era opositor al jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta. Como representante de Evolución Radical en el organismo encargado de monitorear la gestión de Pro, la dirigente suele mantener reuniones periódicas con los alfiles de Lousteau en la Legislatura de la Ciudad.

Coletta se recibió como contadora pública en la Universidad de Buenos Aires (UBA), donde comenzó a militar, hizo una Maestría en Políticas Públicas en la Universidad Torcuato Di Tella, y realizó el programa de Liderazgo y Análisis Político en el Instituto Universitario Centro de Investigación y Acción Social (CIAS). En el seno de su familia se hablaba “poco y nada” de política. Mientras estudiaba en la Facultad de Ciencias Económicas se sintió atraída por la Juventud Radical y se sumó a las filas de la agrupación Franja Morada. En 2011, fue electa como presidenta del Centro de Estudiantes, tras encabezar la nómina de un frente amplio. “Siempre fui radical y pertenecí a la Franja, pero la agrupación que conducía está integrada por muchos partidos, sin identidad partidaria concreta”, recuerda Coletta, quien tiene a Raúl Alfonsín como su principal referente.

Fuente: LA NACION

Salir de la versión móvil