Sin arreglo: empleados de comercio siguen con el horario cortado.

Imagen: La Izquierda Diario

El Sindicato de Empleados y Obreros del Comercio de Tucumán (SEOC) insiste en que los negocios atiendan en horario corrido, dada la cantidad de contagios de coronavirus que hubo en el rubro desde que inició la pandemia. Por esto, hoy, el gremio apeló a la intervención de la ministra de Gobierno, Carolina Vargas Aignasse, en este conflicto que lo tiene enfrentado con los propietarios de los locales.

Luego de que la Cámara de Comercio de San Miguel de Tucumán ratificara que el trabajo del sector seguirá siendo en horario cortado, y también reclamara al Gobierno provincial para que actúe frente a las amenazas de los gremialistas, SEOC presentó un petitorio a la ministra, advirtiendo el aumento de casos y la necesidad de protección del trabajador.

Reclamaron que la atención al público sea de lunes a viernes de 10 a 19 y los sábados de 9 a 15. Justificaron que, así, se “reduciría la circulación tanto en los medios de transporte como en la vía pública” y “evitaría el amontonamiento”.

Por esto, y ante la postura de los dueños de los comercios, el sindicato también apeló al Gobierno provincial para que “arbitre los medios necesarios a fin de que se determine un horario corrido” y evite “mayores agravantes”.

Fuente: LA GACETA

Salir de la versión móvil